La moda sustentable, un largo camino por delante

Algunas acciones que las marcas están tomando

Avatar autor

Nora Morales

Publicado el 22 de Junio de 2022

Imagen del artículo

Según informes de Greenpeace, la industria textil ocupa alrededor de 98 millones de toneladas al año de recursos no renovables y aproximadamente 93 mil millones de metros cúbicos de agua para producir ropa en el mismo plazo.

Vamos, que no es tan contaminante como las empresas petroleras, pero no ayuda al planeta la cantidad de ropa que termina más pronto que tarde en el vertedero. Sobre todo cuando hablamos de fast fashion, donde la ropa suele ser de calidad cuestionable, y aunque el slow fashion es la respuesta, según muchos expertos, la economía continúa estrechándose.

A pesar de que el panorama no pinta de lo mejor, la sustentabilidad ha sido una tendencia en la industria de la moda. Y aunque no todas las marcas se han ceñido a las declaraciones de atemporalidad como Gucci, quien ya no lanza colecciones cada temporada, muchas están buscando un cambio.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Karina Bik • NYC blogger (@karinabnyc)

Como el caso de Bottega Veneta, una de las marcas de moda más populares gracias a sus bolsos Cassette y Jodie. 

Ahora, la casa de moda italiana ha decidido capitalizar la larga popularidad de sus diseños lanzando Bottega Series, una nueva sección de su sitio web que permite a los clientes comprar bolsos de temporadas pasadas.

Cada mes, la marca lanzará lanzamientos mensuales de diseños de archivo de su propio inventario, con 12 diseños, sin rebajar su precio. 

“La filosofía de Bottega Series desafía la construcción misma de las estaciones: las piezas que son atemporales no necesitan cumplir con un calendario estacional”, le dice Leo Rongone, CEO de la marca.

Buscando esta atemporalidad, la marca conocida por fabricar productos diseñados para durar, está planeando lanzar una garantía de por vida que permite a sus clientes reparar sus bolsos en el futuro. Así parando aunque sea un poco el consumo.

Pero crear productos hechos para durar no es la única respuesta, sino la economía circular así como el upcycling. El cual consiste en aprovechar productos, residuos o materiales de desecho con el objetivo de fabricar nuevos productos o materiales de mayor calidad.

Pero no sólo se trata de no tirar la ropa, o de transformarlas en otras prendas sino que esta práctica colabora al ahorro de recursos y energía en la fabricación de nuevas prendas.

Por otra parte, las ferias vintage, o locales de ropa usada, forman parte de este movimiento, igual que páginas en redes sociales donde se venden “prendas con poco uso”, “como nuevas”, a precios más accesibles de lo que se encuentra en las primeras marcas.

Muchas marcas tales como Nike e incluso H&M, han implementado el upcycling para crear colecciones enteras. Ya sea un porcentaje o sea toda la prenda, lo que se busca es reutilizar y reciclar sus propios residuos para crear nuevas colecciones o sustituir hilos de nylon.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Nike (@nike)

También es el caso de la marca mexicana Cloe, quien en 2021 lanzó una colección cápsula de productos upcycling, conformada por 200 piezas diversas, entre ropa y bolsos, elaborados con productos de las devoluciones, además de algunas prendas que el personal de la compañía donó.

Para este año esta iniciativa duplicará la producción y sumará a los clientes que quieran donar bolsos y ropa que no utilicen.

De igual manera, estas propuestas llegaron a las Semanas de la Moda de otoño/invierno 2022. 

En los últimos años han habido grandes avances en la fabricación de denim más sostenible, siendo Diesel una de las marcas líderes en el movimiento. La colección de esta temporada presentó sus primeras piezas hechas de mezclilla, algodón y elastano totalmente reciclados y teñidos sin usar agua, marcando un hito importante para la marca.

Mientras que Vivienne Westwood introdujo un nuevo concepto, Reimagining Waste, en el que la diseñadora reutiliza materiales de existencias descontinuadas de temporadas anteriores, con el 71% de la colección hecha a base de materiales de bajo impacto y libres de crueldad.

Después de hacer uso de piezas de archivo en las últimas temporadas, el director creativo de Coach, Stuart Vevers, incorporó piezas de cuero reciclado a esta nueva colección, que fueron creadas desmontando otras prendas vintage.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Coach (@coach)

Incluso llegan propuestas tan extrañas como las de Antonin Tron, director creativo de Atlein. Decidió usar solo materiales que ya estaban en su estudio para el Otoño/Invierno 2022. ¿Las piezas destacadas de la colección? Un top y un vestido compuestos de cápsulas Nespresso usadas que fueron intrincadamente ensambladas.

Claro que las propuesta de la alta moda siempre llaman la atención, pero el grueso de la población continúa mirando al creador de moda ultra rápida, Shein. Una empresa que en poco tiempo, está a poco de alcanzar el valor de 100 mil millones de dólares, lo que la convertiría en la tercera startup más valiosa a nivel mundial tras ByteDance y SpaceX.

Pero su auge tiene mucho que ver con vender ropa barata, que puede que no te dure más de 10 puestas, a lo mucho. Pero hace poco la organización sin fines de lucro The OR Foundation anunció en la Cumbre Mundial de la Moda en Copenhague que recibiría $15 millones de dólares de Shein para abordar el enorme problema de desperdicio de ropa en el mercado de Kantamanto en Accra, Ghana; la respuesta fue mixta, por decir lo menos.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por SHEIN.COM (@sheinofficial)

Para los críticos, la iniciativa es un ejemplo extremo de lavado verde, que permite a Shein continuar con los negocios como siempre mientras habla de la necesidad de abordar su impacto ambiental.

Sin embargo, para la cofundadora de The OR Foundation, Liz Ricketts, el dinero representa un salvavidas para la comunidad de Kantamanto, el mercado de moda de segunda mano más grande de África occidental, que la organización ha estado apoyando durante los últimos 12 años.

A pesar de la controversia sobre la participación de Shein, está clara la diferencia que hará la subvención de $15 millones para la comunidad de Kantamanto.

La realidad es que para llegar a una moda sustentable falta mucha educación y esfuerzo para cambiarlo, pero el cambio de paradigma comienza con estas pequeñas acciones.

 

FOTO: Francois Le Nguyen en Unsplash 

Nora Morales


Compartir

También podrían interesarte

Imagen del articulo

Moda

07 de Agosto de 2022

Todos los caminos conducen a la moda

Reflexiones acerca del amor a la moda

Avatar autor

Nora Morales

Imagen del articulo

Moda

06 de Agosto de 2022

“Loving Highsmith”: algunos documentales sobre escritores

De las palabras a la pantalla

Avatar autor

Nora Morales

Imagen del articulo

Moda

05 de Agosto de 2022

Ruta de museos: nuevas exposiciones en CDMX

La oferta de la ciudad de los museos

Avatar autor

Nora Morales